Defendiendo la Soberanía

Neves 04rLa soberanía del Estado nacional en el territorio, las aguas jurisdiccionales y la plataforma continental, representa un derecho básico del Estado que es ejercido a través del control efectivo de todos esos espacios hasta los límites establecidos como fronteras.

Por Juan Carlos Neves*

Como todos los Estados que poseen grandes territorios y recursos, la República Argentina cuenta con Fuerzas Armadas que deben ser capaces de defender y ejercer en la práctica esa soberanía en un mundo en que, a las apetencias por los recursos naturales y los conflictos interestatales, se han sumado nuevas amenazas a las que el Estado debe estar preparado para responder.

Lamentablemente, a pesar de la frecuente retórica gubernamental acerca de la defensa de la soberanía, en la práctica llevamos casi una década de pérdida de capacidades operativas en las Fuerzas Armadas, derivadas de la asignación de presupuestos insuficientes para un adecuado mantenimiento de los medios y adiestramiento de los recursos humanos.

También apuntamos que el complejo de producción para la defensa fue desmantelado durante la presidencia de Carlos Menem y que desde el primer gobierno de Néstor Kirchner hasta el presente, la reapertura de los juicios derivados de la lucha contra la subversión y la introducción retroactiva de la figura del delito de lesa humanidad han motivado que la «cuestión militar» quedara centrada exclusivamente en las acusaciones por violaciones a los derechos humanos, ignorando los temas operativos y presupuestarios.

Los militares en situación de retiro han  sufrido una merma sistemática de sus haberes motivada por el pago indebido de suplementos a la gente en actividad cuyo único objetivo fue diferenciar los sueldos de ambos sectores. Esto ha generado un desborde de juicios contra el Estado y de angustias salariales. Por su parte, el personal en actividad ha perdido motivación por falta de medios y recursos para ejercer adecuadamente su profesión y mantenerse adiestrado, elementos estos con consecuencias muchas veces trágicas por los accidentes que se producen y responsables de la desmotivación y alto número de bajas en oficiales jóvenes, muy marcadas en el ámbito de los pilotos.

Las elecciones de Octubre son una  buena oportunidad para que lleguen al Congreso legisladores con una mirada amplia, que tengan una verdadera preocupación por la soberanía nacional y por los hombres y mujeres de las Fuerzas Armadas que deben defenderla. Se deberá plantear la asignación de presupuestos que nos equiparen a nuestros pares regionales, la reconstrucción de la capacidad de producción para la defensa, recomponer los salarios, particularmente del personal en situación de retiro, frenar la inconveniente reunificación de las obras sociales militares y  encarar el tema de la pacificación definitiva con instrumentos jurídicos que cierren una etapa trágica de la historia argentina o que pongan en un pie de igualdad ante la justica a todos sus protagonistas.

Devolver a las Fuerzas Armadas sus capacidades y su orgullo profesional, atender las necesidades materiales del sector y juzgar el pasado con imparcialidad a través de una verdadera justicia, es un paso esencial para la defensa de la soberanía a la que todos aspiramos para nuestra querida patria.

 ___________________________

* El autor es Contralmirante Retirado, Veterano de Guerra de Malvinas y Master en Relaciones Internacionales.

Presidente de Nueva Unión Ciudadana (www.nuevaunionciudadana.org)

Twitter: @NevesJuanCarlos

Comments

  1. Rosana says:

    Queria saber como contactarme con Juan Carlos Neves que no sea por twitter, la pag http://www.nuevaunionciudadana.org no esta disponible. Rosana Prof de Geografia

Speak Your Mind

*