Los juicios salariales de militares acumulan $2.300 millones

Signo $Conflicto en la administración pública. El monto refleja los reclamos del personal de las Fuerzas Armadas por la parte de los sueldos que cobran en negro.

Por Natasha Niebieskikwiat(*)

El deficitario régimen de retiro para las Fuerzas Armadas en Argentina, que ha generado un sistema de pagos en negro a los militares en actividad para aumentar los sueldos, desató miles de juicios al Estado que hasta hoy acumulan 2.300 millones de pesos. Supo Clarín de muy altas fuentes que existe honda preocupación en el Ministerio de Defensa y la Casa Rosada por esta otra herencia recibida de la gestión kirchnerista. De ese volumen, a partir de febrero ya hay una cantidad de militares retirados que ganaron los juicios y que con el retorno de la actividad judicial, estarán en condición de exigir su pago del total adeudado. En esas condiciones de pago exigible en el corto plazo hay unos 500 millones pesos.

Fuentes judiciales contabilizaron 13.603 juicios que el Estado deberá afrontar, entre los cuales el Ejército se lleva el mayor volumen en cantidad y montos. Esta fuerza tiene 8.276 causas abiertas por un total de $ 1.781.485.347. Le sigue la Armada, en la que se abrieron 2.574 juicios, que suman $ 424.232.001. Mientras que en la Fuerza Aérea, si bien son más juicios (2.753 casos), la deuda vencida y a cancelar hoy es la más chica de las tres: $152.092.061. Los montos van creciendo a medida que pasa el tiempo.

En la cartera que comanda Julio Martínez saben que la mayoría de estos juicios los ganan los reclamantes. En la Argentina, los sueldos de retiro de los militares se rigen por una ley por la que el “haber mensual” surge de la “sumatoria” de sueldos, suplementos generales, particulares y compensaciones determinados por la propia legislación y su reglamentación, además de otras asignaciones. Los aumentos que recibieron las tres fuerzas han sido similares a los de la administración pública nacional.

En su momento, el propio Martínez, siendo presidente de la Comisión de Defensa de la Cámara de Diputados, había hecho un proyecto de ley en el que se buscaba regularizar la situación a través de mecanismos de compensación estables, debido a que desde principios de los ‘90 los aumentos a las fuerzas en actividad no fueron remunerativos, con una excepción bajo el gobierno de Eduardo Duhalde. Tampoco se les reconocieron las proporciones que les correspondían a los retirados.

Durante las tres administraciones kirchneristas hubo momentos de extrema tensión precisamente por los sueldos y retiros militares y los jefes de Defensa (José Pampuro, Nilda Garré, Arturo Puricelli y Agustïn Rossi) salieron de las crisis con aumentos en los suplementos y otras compensaciones particulares que no resolvieron el problema de fondo.

“Estos aumentos alteraron la relación de proporcionalidad razonable y lógica que el ordenamiento establece entre los haberes del personal en actividad y los del personal militar retirado, violando los derechos del personal militar retirado y pensionado”, señala un documento oficial que reconoce la raíz del problema. Con los años, en lugar equiparar la situación y buscar alternativas que no generen impacto judicial al Estado, el gobierno anterior llevó los haberes jubilatorios al 40% de lo que ganan los activos.

________________________________

(*) Publicado en La Nación – 31/01/2016

Comments

  1. José Campanella says:

    En el EMC ya se encuentra trabajando una comisión asesorada por especialistas de las tres Armas para elevar al Ministerio de Defensa una propuesta que se desarrollaría en tres o cuatro etapas, con la finalidad de cumplir estrictamente lo determinado en la Ley 19101 y su Reglamentación sobre Haberes y Compensaciones, actualizando importes y corrigiendo procedimientos que produjeron numerosos juicios. Se evalúan sus factibilidades bajo minucioso análisis. 20/03/16

Speak Your Mind

*