Otros desatinos en Defensa

Estaríamos ante la última oportunidad para subsanar la falta de la misión esencial de las FFAA

Por: Rodolfo Mazzino*

Visto el Dcto PEN 683/2018 del 23 de Julio; lo publicado en La Nación del 24/07/2018 (Reforma de las FFAA) y la expresión del Mtro de Defensa (70.000 militares sin rol asignado) y  lo registrado en Infobae del 25/07/2018 (Las FFAA van a hacer logística), no puedo menos que dar a conocer las reflexiones que siguen porque, de lo contrario, me sentiría muy mal al no manifestarme en contra de lo señalado precedentemente, dado que eso está lejos de coincidir con lo que he venido sosteniendo, en algunos casos públicamente, respecto de las FFAA como componente militar de la DEFENSA NACIONAL (DN).

Comienzo con la síntesis de la investigación que titulé “El factor militar en la DN”, del 26/05/2010, documento entregado a la Dra. Patricia BULLRICH (Comisión de DN en la HCDN) en Junio del mismo año. Registré esto: “Como necesitamos respuestas sobre las responsabilidades de las FF.AA para mejorar la reflexión, debemos tomar conocimiento y comprender que las reformas tienen que asegurar, mediante un presupuesto ajustado a las necesidades, el empleo de las FF.AA, como “última reserva disponible” de la Estrategia Nacional para prevenir y neutralizar los actos de agresión de FF.AA o agentes extranjeros que utilicen formas y métodos parecidos a los de esas, y los efectos derivados de una grave situación surgida en caso de “conmoción interior”, por acción de la naturaleza o de las personas, o por las acciones de personas tenidas como agentes de las “Nuevas amenazas” (Resolución 3314/74 ONU, Art.4º y OEA en Declaración en México, OCT 2003, sobre “Seguridad en las Américas”)…”. –

Entonces, ¿Cuál sería un factor esencial de éxito para garantizar la Seguridad Interior en zona de fronteras? Que las FF.AA recuperen la condición de “última reserva disponible para la DN”. Para ello, el Señor Presidente MACRI debió hacer lo que omitió al inicio de 2016 (¡Lo mismo hicieron sus predecesores!) como resultado de lo dispuesto en la Ley de Defensa para el primer año de gestión de cada gobierno entrante, a saber, proponer ante el CONGRESO NACIONAL (¡Que nunca solicitó el envío de las modificaciones sugeridas ni el Plan de Operaciones actualizado!) que en la Ley de Defensa se incluyera a las NUEVAS AMENAZAS, para dar lugar a la participación eventual de las FF.AA ante esas agresiones posibles de origen externo como interno, de manera tal que el PEN pueda modificar el Dcto 727/2006 en cuanto hace al empleo de las FF.AA, y avanzar en los Planes de Contingencia (Recursos, entrenamiento, operaciones) para colaborar en la Seguridad Interior, incluso en casos de conmoción interior, empleando Elementos de Combate sin necesidad de que haya declaración del Estado de Sitio.

Luego, dejo mi humilde opinión diciendo que la reforma establecida por Dcto 683/2018 y las operaciones de apoyo logístico a las FFSS son impropias de una estrategia militar porque no partieron del análisis de la “misión esencial o general de empleo de las FFAA”, dado que la misma es inexistente en los documentos específicos actuales e inherentes al componente militar de la DN. Por cierto que esas acciones, además, no devienen de un planeamiento militar conjunto o, cuanto menos, de uno de contingencia establecido como más probable.

Ahora bien, estaríamos ante la última oportunidad para subsanar la falta de la misión esencial de las FFAA y la misma se daría cuando se analice la modificación de la Ley 19.101/1971 (Personal Militar), proceso que ya estaría próximo a comenzar. Al respecto, resultaría muy prudente dejar establecido allí lo siguiente:

Nueva Ley de Personal Militar (Proyecto)

Art 1° – OBJETO.

Regular el Régimen Militar del personal a lo largo de toda la carrera militar y en todos los asuntos que la conforman para el cumplimiento de la siguiente misión: “Las FFAA tienen como misión esencial garantizar la soberanía e independencia del Estado, defender la integridad de sus espacios de tierra, mar, aire y ciberespacio y asegurar el orden constitucional”.

Fundamentos:

La misión esencial de las FFAA no está registrada en la CN 1994; tampoco estuvo en las versiones anteriores ni figura en forma explícita en la Ley 23.554/1988 (Defensa).

En el PREÁMBULO de la CN 1994 se hace referencia implícita a las FFAA al establecer la contribución para el desarrollo de las siguientes acciones: “consolidar la paz interior y proveer a la defensa común“. Otros contenidos se refieren a la organización, funcionamiento y conducción.

La Ley de Defensa establece el concepto estratégico de empleo de las FFAA, en cuanto a lugares y operaciones posibles de ejecutar, pero no aplica adecuadamente para el marco interno, ámbito de posibles escenarios de conmoción interior por efecto de las personas o de agentes de la naturaleza que pueden afectar, seriamente, la paz interior.

La Ley 24.059/1992 (de SEGURIDAD) condiciona severamente el empleo de las FFAA en el marco interno a la vez que confiere máxima responsabilidad en ese ámbito a las Fuerzas de Seguridad y Policiales.

La “Misión Esencial” afirma la legitimidad de origen de las FFAA como máximo instrumento del Estado para la “legítima defensa” como primera prioridad. Tal concepción ha sido avalada por la ONU (Resolución de 1948,  3314/1974 y de 1997 “Prevención de conflictos violentos”, que incluye a las “Nuevas Amenazas” señaladas en la Resolución OEA, Declaración de MÉXICO del 27/28 de Octubre de 2003).

Dada la inexistencia del la “Misión Esencial de las FFAA”, ocurre que la Ley 23.077/1984 (Defensa de la Democracia) no hace referencia alguna al empleo en su defensa.

Incluir en esta Ley la “Misión Esencial  de las FFAA” habrá de satisfacer la intención que deviene de la CN 1994, en su totalidad y sin necesidad de ejecutar el procedimiento constitucional para incluir esa modificación.

De momento que esta Ley será “madre” para el ordenamiento militar, habrá de constituirse en la base (la fuente es la CN) más firme para orientar los contenidos de los documentos de la Estrategia Nacional y Militar Conjunta que hagan y sirvan a la DEFENSA NACIONAL, como que ésta “resulta ser el medio para anticipar los escenarios de posibles tensiones, crisis y conflictos externos y de los producidos por el hombre y por los efectos de la naturaleza en el marco interno” (Resolución ONU 1986). Luego, será a partir de la cual se satisfagan las exigencias de la SEGURIDAD NACIONAL para que se reduzca al mínimo posible toda interferencia externa e interna que pueda afectar el desarrollo de la Nación y el bienestar de los ciudadanos (Resolución ONU 1986).

Va de suyo que otro Gobierno (PEN y/o el Congreso) podrá establecer modificaciones a  esta Ley pero, indudablemente, la “Misión Esencial” obligará a prestar máxima atención a las modificaciones a introducir y a tener plena conciencia de los efecto que podrán producirse como consecuencia de las mismas.

Evidentemente, incluir la Misión Esencial en esta Ley sería la mejor forma de proceder ya que introducirla en la CN resultaría trabajoso, aún cuando esa hubiera sido la solución final para ubicar a las FFAA en la condición de “última reserva a disposición del Estado” para asegurar su existencia plena.

C.A.B.A, 25 de Julio de 2018

___________________________________

(*) El autor es Coronel (R), Oficial de Estado Mayor, Licenciado en Estrategia y Organización (IESE) y Coautor del “Proyecto FEDERACIÓN”, de Mutuales FFAA, Seg y Pol (s)

Speak Your Mind

*