Jurisprudencia

JURISPRUDENCIA SOBRE DEMANDAS POR LOS HABERES DEL PERSONAL MILITAR, DE FFSS Y FFPP

 (De cada fallo solo se hace mención a los párrafos trascendentales)

 Balanza

CSJN B. 2385. XXXIX. “Bilotte, Eduardo c/ Caja Retiros, Jubilaciones Pensiones Policía Federal s/ personal militar y civil de las FFAA y de seg.”

Buenos Aires, 15 de Noviembre de 2005.

8º) Que el tribunal ha descartado el pago del suplemento por función ejecutiva que se pagó a todo el personal que ejerce ese tipo de cargos (Artículo 71 del Decreto Nº 993/91) a pesar de que -según las constancias del expediente- tal suplemento se abona en forma habitual y permanente, con lo que ha restringido la aplicación de las normas federales cuestionadas sin justificación suficiente en perjuicio del derecho invocado por el demandante al haber soslayado la razonable proporcionalidad que debe existir entre el sueldo en actividad y el haber de retiro.

9°) Que no obsta a tal interpretación la supuesta implementación de nuevos requisitos al cargo que desempeñaba en actividad ya que esta Corte ha señalado en reiteradas oportunidades que, con posterioridad al acto administrativo que otorgó el beneficio de la jubilación, no corresponde efectuar variación alguna que perjudique el nivel alcanzado por el agente durante su vida activa (Fallos: 317:1361 y sus citas). En este sentido, el Tribunal ha señalado que frente a las frecuentes reformas de estructuras en los organismos públicos, la admisión del criterio expresado por la cámara sólo produciría una inestabilidad permanente en el status de quienes ya han logrado el retiro, situación incompatible con la natural que es propia de los regímenes previsionales (Fallos: 326:1448).

10º) Que, en tales condiciones, las objeciones expresadas ponen de manifiesto el nexo directo e inmediato entre lo resuelto y las garantías constitucionales que se invocan como vulneradas, lo que justifica declarar procedente el recurso extraordinario y dejar sin efecto la sentencia apelada.

Por ello, se declara procedente el recurso extraordinario y se deja sin efecto la sentencia apelada. Con costas. Vuelvan los autos al tribunal de origen para que, por quien corresponda, se dicte un nuevo fallo con arreglo a lo expresado. Notifíquese y remítase.

Elena I. Highton de Nolasco – Carlos S. Fayt – Juan Carlos Maqueda – E. Raúl Zaffaroni – Ricardo Luis Lorenzetti – Carmen M. Argibay.

 

Fallo 348 XXXVIII “Tobar, Leonidas c/ E.N. Mº Defensa – Contaduría General del Ejército – Ley 25.453 s/ amparo”

8º) Que esta Corte ha subrayado, en reiteradas oportunidades, que el fundamento de las normas de emergencia es la necesidad de poner fin o remediar situaciones de gravedad que obligan a intervenir en el orden patrimonial, como una forma de hacer posible el cumplimiento de las obligaciones, a la vez que atenuar su gravitación negativa sobre el orden económico e institucional y la sociedad en su conjunto (Fallos: 136:161; 317:1462, entre otros). En estos casos, el gobierno está facultado para sancionar las leyes que considere convenientes, con el límite de que tal legislación sea razonable y no desconozca las garantías o las restricciones que impone la Constitución. Las medidas tendientes a conjurar la crisis deben, pues, ser razonables, limitadas en el tiempo, un remedio y no una mutación de la sustancia o esenciade la relación jurídica y están sometidas al control jurisdiccional de constitucionalidad, toda vez que la emergencia, a diferencia del estado de sitio, no suspende las garantías constitucionales (Fallos: 243:467; 323: 1566; 323:2492).

 

Fallo CSJN S.464.XXI, “Susperreguy” CSJN, 6/6/89

“…Los decretos del Poder Ejecutivo no pueden modificar ni desconocer lo establecido por normas superiores

 

Fallo CSJN, Caso “Argüello Varela” (A – 621 – XXIV)

Establecer carácter no remunerativo a una asignación, significa desconocer la evidente naturaleza retributiva del incremento, y alterar de modo sustancial y por vía reglamentaria, la normativa de la ley que rige el haber mensual”.

 

Fallo CSJN (Caso Franco CSJN, fallos 226:32).

11) “Por muy amplias que se juzguen las atribuciones conferidas al Poder Ejecutivo para determinar la compensación de la retribución del personal militar, y el monto de los suplementos que lo complementan, ellas no alcanzan para transformar la remuneración principal en accesoria  ni las remuneraciones accesorias en lo principal, mediante el simple arbitrio de designar una parte sustancial de la retribución que regularmente percibe la generalidad del personal en contraprestación por sus servicios militares, como ajena al haber o sueldo de este”. (Considerando 11º).

 

Fallo CSJN (Caso: íB.675.XLI – Badaro Valentin c/Anses CSJN – del 08/08/2006).

En modo alguno se puede convalidar una postergación indefinida de quienes no se encuentran  en el extremo inferior de la escala, lo que produce un achatamiento de las prestaciones“.

“La movilidad de que se trata no es un reajuste por inflación”, sino que debe mantener “una proporción razonable con el ingreso de los trabajadores”.

 

Fallos: 16:118; 155:96; 312:615, entre muchos otros (caso Gemelli Esther Noemí 28/07/05).

La Corte ha señalado que la coexistencia de un régimen previsional de alcance general y de otro con características especiales no suscita reparos constitucionales, toda vez que el principio de igualdad consagrado en el Art. 16 de la Constitución Nacional consiste en “…que no se establezcan excepciones o privilegios que excluyan a unos de lo que se concede a otros en iguales circunstancias”, lo que no impide, por cierto, que las leyes contemplen de manera distinta situaciones que se consideren diferentes (Fallos: 285:155; 310:849, 943; 311:394).

 

CSJN (“Del Cioppo” JA-1965 – IV, 181).

Sostiene que la razón de ser del Art. 54º de la Ley 19.101 para el Personal Militar, es evitar que los aumentos generales favorecieran sólo a quienes revistan en servicio activo.

 

Sala IV del fuero, in re “Lestrade”, 7/9/94, entre otros.

Los decretos del Poder Ejecutivo, no pueden entrar en colisión con dicha ley, que en ningún momento establece diferencia alguna, con relación a la situación de revista del personal militar, cuando de haberes se trata, y que impone claramente, no solo el concepto en el cual deben acordarse los haberes al personal en servicio activo, sino también el derecho de los retirados y pensionados al incremento de sus haberes”.

 

Dictamen Procuración del Tesoro de la Nación.

“La Administración Pública debe ajustar su conducta a los lineamientos doctrinarios establecidos por la Corte Suprema de Justicia de la Nación, absteniéndose de cuestionarlos o de entrar en polémica con ellos, aún cuando no comparta su contenido… (Dictámenes 1179:75; 194:131; 233:278; 237:438, entre otros)”.

 

Fallo D C.N.Civ., Sala “I” CF I054714  17-11-98.

Es que la naturaleza de las cosas depende de su esencia y no de su denominación, aún cuando ésta provenga de normas. Justamente, es la denominación caprichosa, el artilugio “no remunerativo”, el deplorable ardid al que ha acudido el Estado para comportarse de manera ilegítima, pretendiendo menores consecuencias en las finanzas estatales a la hora de conceder mejoras retributivas a su personal y pagar así “en negro”, tal como siempre le reprochó a la actividad privada que lo hiciera.

 

Fallo D C.N. Civ., Sala “L” CF L052695 19-11- (ROCA, Norma c/ M.C.B.A- SUMARIO).

No es posible fijar unilateralmente el carácter remunerativo, o no, de un suplemento para no tener en cuenta los descuentos jubilatorios, sino que, a los fines de su determinación, ha de tenerse en cuenta la naturaleza del pago y su modalidad; es por ello que el suplemento por función ejecutiva, calificado como “no remunerativo”, no puede legalmente existir como tal, habida cuenta que reúne los requisitos para ser remunerativo, ya que es liquidado en forma mensual y regular, por lo que se lo debe considerar como parte integrante del sueldo y, en consecuencia, obligatoriamente sujeto a aportes jubilatorios.