Unificación de las Obras Sociales de las Fuerzas Armadas

1. ANTECEDENTES

1.1. Desde el año 2008, el Ministerio de Defensa impulsa la creación del “Instituto de Obra Social de las Fuerzas Armadas”, a fin de:

1.1.1.      Potenciar los beneficios de la economía de escala para la obtención de resultados más eficaces y eficientes en favor de los afiliados.

1.1.2.  Garantizar una administración centralizada y un sistema de prestación descentralizada para aprovechar las ventajas complementarias de cada una de las OOSS actuales.

1.1.3.      Lograr el mayor equilibrio presupuestario en la ecuación ingresos – egresos.

1.1.4.      Poner énfasis en los planes de prevención.

1.1.5.      Optimizar los gastos por beneficiario y mejorar las prestaciones a los afiliados.

1.1.6.      Establecer métodos de control económico financiero y de control prestacional.

1.1.7.      Establecer criterios uniformes de afiliación, aporte, contribuciones y cobertura igualitaria para todos sus futuros afiliados.

1.2.  La necesidad de unificación se fundamenta en los siguientes aspectos :

1.2.1.      Preocupante situación económico–financiera y prestacional de las OOSS de las FFAA.

1.2.2.      Según las “propuestas” efectuadas por las OOSS es ventajoso tener un régimen integrado y unificado.

1.2.3.      Un sistema de OOSS militares que se caracteriza por :

a)   Su fragmentación.

b)   Superposición de servicios.

c)   Alta incidencia en los costos.

Estas debilidades más su elevado desfinanciamiento, el incremento de los costos prestacionales y de medicamentos, agravan la situación generando la CRISIS del sistema de salud”.

1.2.4.      Se hace imperioso adoptar medidas de saneamiento integral unificado tendientes a la normalización del acceso y ejercicio de un derecho tan importante como el de la salud.

1.2.5.      La unificación se inspira en los postulados de la Ley de Defensa Nacional Nro 23.554.

1.2.6.      Se mantienen los efectos de la Ley Nro 23.199.


2. CONSIDERACIONES

Tal como se le expresara el 04 Dic 08 al Dr. MOGUILEVSKY y a los integrantes de la UCOOSFA, este proyecto es meramente teórico y en la práctica, se considera que difícilmente pueda arrojar resultados satisfactorios, por :

2.1. Las consecuencias inmediatas.

2.1.1. Creación del Instituto de Obra Social de las Fuerzas Armadas (IOSFA).

2.1.2. Disolución y liquidación del Instituto de Obra Social del Ejército (IOSE) y transferencia de sus activos y pasivos al IOSFA.

2.1.3. Supresión de responsabilidades primarias de la Dirección de Bienestar de la Armada (DIBA) y la Dirección de Bienestar del Personal de la Fuerza Aérea (DIBPFA) relacionadas con prestaciones de salud, de carácter social, de promoción y prevención de la salud,

2.1.4. El proyecto vulnera la autarquía del IOSE respecto de su capital, reservas, empleo del Fondo Solidario de Emergencia y otros bienes patrimoniales.

2.1.5. Contiene a la Prefectura Naval Argentina y a la Gendarmería Nacional que son FFSS y dependen de otro Ministerio y constituyen elementos ajenos a la jurisdicción del Ministerio de Defensa.

2.1.6. Designación de un Administrador transitorio quien tendría el poder y atribuciones totales que le corresponderían al Directorio colegiado. De esta forma, podrá tomar decisiones inconsultas (como disponer de la enajenación de los bienes muebles e inmuebles) sin participación alguna de los representantes de los afiliados de las Obras Sociales de las Fuerzas Armadas.

2.1.7.  Incumplimiento y/o vulneración de aspectos administrativos, legales y prestacionales.

2.2. Las consecuencias mediatas.

2.2.1.  Continuarán los efectos perjudiciales sobre el personal militar como consecuencia de la aplicación de la Ley N° 23.199.

2.2.2. Se profundizarán perjuicios sobre el personal militar por incumplimiento de la Ley N°19.101 en lo que a retribución salarial respecta, causal directa del perjuicio financiero del actual sistema de OOSS.

2.2.3.  Como efecto de lo anterior, los beneficiarios del sistema de salud de estas OOSS sufrirán carencias inadmisibles en las prestaciones que deberían percibir, adquiriendo rasgos de perversidad, negligencia, discriminación y arbitrariedad difíciles de tolerar e incursionan en aspectos de naturaleza penal.

2.2.4. Eludirán, tanto el Poder Ejecutivo como el Ministerio de Defensa, la solución definitiva del problema, que no es otra que la normalización de salarios, para optimizar los aportes a las Obras Sociales y por ende sus prestaciones.

2.2.5.  Destino incierto de los recursos.

3. SINTESIS

Por lo expuesto precedentemente, el proyecto es:

3.1. Parcialmente inconsulto, por cuanto no se ha tenido en cuenta la opinión ni la voluntad de los Afiliados.

3.2. Falaz, dado que:

3.2.1. Enfatiza, la preocupante situación económico-financiera de las OOSS de las FFAA y el incremento de los costos prestacionales y medicamentos, sin detallar las causas que la provocan.

3.2.2. Indica, que el sistema se caracteriza por su fragmentación, superposición de servicios y una alta incidencia en los costos, sin  establecer los parámetros que se emplearon para llegar a esta afirmación y sin ponderar objetivamente el rendimiento de estas complejas organizaciones

3.2.3. Expresa, con absoluta temeridad, que deben adoptarse medidas de saneamiento integral unificado tendientes a la normalización del ejercicio del derecho a la salud, como si las OOSS de las FF.AA., desde siempre, hubieran obrado en contra del mismo.

3.2.4. Invoca, los postulados de la Ley de Defensa Nacional y su Reglamentación para justificar la unificación de las OOSS, sin observar que el contenido de las mismas no menciona absolutamente nada al respecto y que el uso de facilidades e instalaciones está circunscripto a aquellas que tienen relación con la Sanidad Militar, exclusivamente.

3.2.5. Busca, para desprestigiar el actual sistema administrativo de las OOSS, instalar la idea de que la situación por la que atraviesan es el resultado de la mala administración de los recursos, la resistencia al cambio, la ineficiente forma en que se realizan las compras y la contratación de prestadores, planteando una manifiesta dosis de deshonestidad entre los que tienen la responsabilidad de conducirlas. Cuando la realidad histórica de estas OOSS, hasta el momento en que comienza la degradación del salario militar, y por ende los aportes a los sistemas de salud y bienestar eran los que correspondían, demuestra que eran eficientes, eficaces y con balances donde el superávit fiscal era una característica de su administración.

4. CONCLUSIÓN Y PROPUESTA DE SOLUCIÓN.

4.1.    Queda claro que aparte de los perjuicios en la percepción de haberes cada vez más lejos de los niveles de inflación reales, al no recibir las Obras Sociales los porcentajes que le hubieran correspondido, queda esta situación como CAUSA provocada por el mismo Poder Ejecutivo, que ahora la formula como CONSECUENCIA desestabilizadora de la relación ingreso/egreso en los presupuestos de las OOSS.

4.2.  La intención de mejorar la eficiencia de Obras Sociales tan dispares en su esencia, estructura y compleja distribución geográfica, unificándolas en una sola, no responde a ningún  razonamiento lógico.

4.3.  Está perfectamente demostrado que la situación por la que atraviesan las OOSS es el resultado de una política instrumentada por el Estado Nacional a través del Ministerio de Defensa, estructurada en la manipulación antojadiza de los fondos que, como empleador, debe proporcionar a las mismas y del incumplimiento flagrante de la Ley 19.101, lo cual constituye una violación sistemática y arbitraria de los derechos tanto del personal militar en actividad como del que se encuentra en situación de retiro y pensionados, perjuicio concreto que se traslada a sus familiares, en un ámbito tan sensible como es el de la protección de la salud.

4.4.  La optimización de las actuales OOSS se podrá alcanzar centralizando las normativas de funcionamiento, sin necesidad de suprimir la individualidad jurídica de sus organizaciones.

4.5.   La solución definitiva de la problemática que atraviesan las OOSS, es ajustar el presupuesto de recursos al marco jurídico establecido (Ley 19.101, hoy vigente), que no se cumple desde hace más de dos décadas, siendo ésta la oportunidad política de llevar a la práctica la propuesta presentada por la UPMAC al Ministerio de Defensa en relación al Salario Mínimo Vital y Móvil de los haberes del personal militar.

 Buenos Aires,    julio de 2012.

Speak Your Mind

*