La utopía que no debería ser tal

La defensa del ordenamiento constitucional por las Fuerzas Armadas implica que deben intervenir, bajo las directrices del Gobierno de la Nación, cuando exista riesgo para el referido ordenamiento.

 

Por: Rodolfo Mazzino*

La Comisión Especial de Reforma del Sistema Militar Argentino establecida por el MINDEF ha pasado a un cuarto intermedio indefinido, cuanto menos. Mal presagio para las FFAA.

Es más, el panorama que se proyecta a través de los indicios reveladores de un pretendido acercamiento en política exterior a CHINA, RUSIA, los países de la ALBA y NICARAGUA, los agravios contra la OEA y los desaires a los EEUU, no hacen más que oscurecer el futuro de la democracia republicana que se desprende de la CN 1994. Un muy serio dilema para las FFAA.

En consecuencia, se ha perdido una oportunidad única para definir a la Carrera Militar y sus actividades concomitantes (el IM en el marco de la DN; la Reserva de última instancia del Estado en casos de conmoción interior por efecto de la naturaleza o las personas, cuando las FFSS no resulten suficiente; el Respaldo constitucional a la CSJN por su condición de garante de la CN 1994), que se incluyen en el compromiso de defensa común constitucional que han contraído las FFAA para con la Patria y la Nación.

Atrayendo la atención hacia estos asuntos, me remito al Preámbulo de la CN 1994 allí donde se expresa la necesidad de “… proveer a la defensa común…”. Al respecto, interpreto que resulta ser éste un interés general que sería mejor entendido por todas las jerarquías de ciudadanos si a la misión esencial de las FFAA se le agregara el control del ordenamiento constitucional. Precisamente, porque es que a partir del mismo en vigencia se ha instalado la obligación de hacer efectivo el resguardo de la soberanía nacional y la defensa de los espacios propios de la República Argentina, entendiendo que todo esto será de aplicación en “última instancia” y bajo la condición legítima y legal de “reserva de última instancia  al servicio del Estado”.

Evidentemente, si la CN 1994 se modificara, es probable que algunas obligaciones vayan a sufrir alteraciones. Pero, antes que esto alcance a suceder y en virtud del “resguardo del ordenamiento constitucional”, habría una serie de consideraciones que deberían ser  conocidas para no iniciar el camino “del no retorno” que habrá de afectar a los ciudadanos de cualquier jerarquía que ejecuten la incursión sobre aquel efecto.

A este respecto, mi propuesta, que incluye el “ordenamiento constitucional” para hacer Completa la Misión Esencial del IM, ha pasado a resultar una utopía, cuanto que su contenido, que podría haberse discutido y completado en el seno de la Comisión Especial del MINDEF, es absolutamente normal y trascendente, por ejemplo en las Fuerzas Armadas de ESPAÑA a las que incluí en mis reflexiones por la continuidad histórica que nos une, por su pertenencia al mismo ámbito cultural y estratégico y por estar en concordancia relativa con nuestra CN 1994.

Como consecuencia de lo último precedente, esta es la síntesis de una última y muy reciente disposición del Jefe del Estado Mayor de la Defensa de ESPAÑA que podría ser adaptada para nuestras FFAA:

Misión esencial de las FAS (FFAA de ESPAÑA) según Art 8° de la Constitución (Confidencial Digital ESP, 15/6/2021 – SEG y DEF – Aurelio Ruiz Enebral – Según Marco Legal ratificado por el JEMDEF, Amte Grl López Calderón). Intervendrán en caso de “ataque o actuación, externa o interna, que tenga por finalidad alterar, modificar o suprimir el territorio español en su conjunto, al margen de la legalidad” Deberán:

Garantizar la soberanía e independencia nacional (omitido).
Defender la integridad territorial (omitido).
Defender la Constitución (a continuación).

Defender la Constitución Nacional (1)

Relacionado con la misión esencial (2), se describe la misión de “defender el ordenamiento constitucional” que es “el conjunto de principios, derechos, instituciones, órganos y poderes comprendidos en la Constitución”.

Según este “Marco legal”, la defensa del ordenamiento constitucional por las Fuerzas Armadas “implica que deben intervenir, bajo las directrices del Gobierno de la Nación, cuando exista riesgo para el referido ordenamiento, sin perjuicio de las competencias que las Fuerzas de Seguridad del Estado tienen en materia de orden público y seguridad ciudadana, conforme a su normativa específica”.

Ante un delito de rebelión

¿Cuáles serían los casos en que los militares intervendrían para defender el ordenamiento constitucional? Se citan aquellas acciones que podrían relacionarse con el Art 36 de la CN 1994 (redacción para acotar a las FFAA, en mi opinión). Eso incluye, en primer lugar, el delito de rebelión, que contempla el alzamiento violento y público encaminado a varios fines:

1) Derogar, suspender o modificar total o parcialmente la CN

2) Destituir o despojar en todo o en parte de sus prerrogativas y facultades al Gobierno Nacional (Poderes Ejecutivo – Legislativo y Judicial) y a los de las Provincias y de la CABA.

3) Impedir la libre celebración de elecciones para cargos públicos.

4) Disolver CSJN, el Congreso de los Diputados, el Senado o cualquier Asamblea Legislativa de las Provincias o de la CABA, impedir que se reúnan, deliberen o resuelvan, arrancarles alguna resolución o sustraerles alguna de sus atribuciones o competencias.

5) Declarar la independencia de una parte del territorio nacional.

6) Sustituir por otro el Gobierno de la Nación o usar o ejercer por sí o despojar al Gobierno, o a cualquiera de sus miembros de sus facultades, o impedirles o coartarles su libre ejercicio, u obligar a cualquiera de ellos a ejecutar actos contrarios a su voluntad.

7) Sustraer cualquier clase de fuerza armada a la obediencia del Gobierno.

8) La sedición puede quedar como título del Código Penal dedicado a los “Delitos contra la Constitución”, o bien como un “delito contra el orden público”. –

Si “La democracia nació limitada por la JUSTICIA y las LEYES y no entenderla así es subversión” (Omar López Mato, La Prensa 08/3/2021), las FFAA, a tenor del rol que tienen en el Estado, deberían completar su Misión Esencial para cuando, desde la legalidad,  sea requerida su participación para resguardar a ambos institutos consecuentes con la CN 1994. Así, la utopía dejaría de ser tal…

_______________________________

(*) El autor es Coronel (R), Oficial de Estado Mayor, Licenciado en Estrategia y Organización (IESE) y Coautor del “Proyecto FEDERACIÓN”, de Mutuales FFAA, Seg y Pol (s)

Speak Your Mind

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.