Historia

Las grandes obras de las instituciones las sueñan los santos locos, las realizan los luchadores natos, las aprovechan los felices cuerdos y las critican los inútiles crónicos.

Nuestra historia se remonta al año 2002. En aquella oportunidad un grupo de Camaradas recibió, de un prestigioso organismo internacional, la advertencia de la inminente implementación de políticas tendientes a desprestigiar, enjuiciar y encarcelar a miembros de las Instituciones Armadas de la región y de la República Argentina en particular.

Tal aviso los llevó a contactar a referentes de las Fuerzas Armadas de algunos países del primer mundo, que habían conformado, para enfrentar estas situaciones, organizaciones civiles según sus respectivos marcos jurídicos.

Fue así como, con gran esfuerzo personal, material y económico, y a pesar de la resistencia política y militar de entonces, un reducido grupo de militares lograron fundar, el 29 mayo de 2002, una entidad sin fines de lucro denominada «UNIÓN PERSONAL MILITAR ASOCIACIÓN CIVIL”, la que obtuvo su Personería Jurídica por Resolución de la Inspección General de Justicia Nº 00017/03.

Hoy estamos orgullosos de haber transitado tantos años, gracias al fecundo trabajo “ad-honorem” realizado por hombres y mujeres de las Fuerzas Armadas, despojados de todo interés personal o político-partidario.

Como resultado de un persistente accionar social, judicial y de interrelación con instituciones afines, hemos logrado afianzar la consideración que las autoridades competentes y la sociedad toda, tienen de nuestra misión.

Principios Rectores

Desde el momento en el que constituimos la Unión del Personal Militar Asociación Civil, decretamos que nuestras acciones estarían siempre guiadas por los principios que nos unen en pos del bien común, y que son aquellos valores que nos definen como ciudadanos argentinos y miembros de las Fuerzas Armadas de la Nación. Estos valores y principios son:

La fe en Dios;

El amor a la Patria;

La fidelidad a la Constitución y al orden legal;

El respeto a la familia, a las instituciones de la República y a nuestros conciudadanos;

La lealtad a la profesión militar como vocación de servicio;

El afecto por la disciplina en un marco de unión y camaradería;

La defensa de nuestros derechos de libre asociación, de libertad de expresión, de no discriminación y de peticionar con espíritu constructivo, con conciencia de la realidad y con respeto mutuo.

Visión

Para el logro de sus objetivos institucionales UPMAC deberá incrementar su capacidad de influencia y convertirse en un interlocutor de consulta obligada para la toma de decisiones que afecten los intereses del personal militar.

Con esa finalidad ulterior mantendremos una creciente representatividad extremando los esfuerzos para acrecentar la cantidad de asociados.

Estamos convencidos de que «UNIDOS», lograremos fortalecer a nuestra Asociación y colaborar con las Fuerzas Armadas para la mejora continua del bienestar y de la calidad de vida de nuestros asociados.

Con esta Visión renovamos el firme compromiso de perseverar en el sendero de UPMAC.